El futuro de League of Legends: tendencias a tener en cuenta