Satisfacer las expectativas de los jugadores: la emoción en Elo Boost